lunes, 27 de septiembre de 2021

Tú no morirás en Mérida

Volver a Extremadura supone siempre la gozosa posibilidad de cultivar la nostalgia y revivir la amistad. Uno de los amigos que tuve la suerte de hacer cuando residí en esta tierra es Antonio Orihuela, que además de un excelente poeta, es un infatigable activista cultural. Suya fue la idea de, aprovechando mi estancia, organizar una presentación de mi último poemario, Tú no morirás (Pre-Textos, 2021), en Mérida, donde yo viví y él sigue haciéndolo. El mejor lugar que se nos ha ocurrido para presentarlo es la biblioteca Juan Pablo Forner, dirigida por otra amiga, Leni Ortiz, que siempre acogió las actividades de la Editora Regional de Extremadura y del Plan de Fomento de la Lectura, cuando estaban bajo mi responsabilidad, y las mías propias, con alegría y generosidad, y cuya hospitalidad, como cabe constatar, no ha menguado. De hecho, allí se iba a presentar el pasado octubre El paraíso difícil. Siete años en Extremadura, el diario de mis años en la región, pero la persistencia de la pandemia, que por fortuna ya declina, lo desaconsejó. Esta vez sí será posible, aunque con un libro distinto, Tú no morirás. El poemario fue escrito en Mérida, y recoge los sentimientos y turbulencias que me zarandearon en aquella época de cambios y esperanzas, que acabó siendo de crisis y frustración, aunque también de placer y enriquecimiento. Me alegra, pues, leer en la ciudad, públicamente, sus versos. El acto servirá asimismo para reencontrarme con algunas personas que nutrieron de savia mi vida en Extremadura. La existencia de los amigos es una de las pocas razones indudables por las que vale la pena seguir viviendo. Y todo ello sucederá, con la ayuda de Antonio Orihuela, el próximo jueves, 30 de septiembre, a las 19.30 h., en la biblioteca Juan Pablo Forner, como se indica en la tarjeta de invitación.





2 comentarios:

  1. Querido Eduardo. Felicidades por la presentación del libro. Es el jueves 30 de septiembre, no el martes. Un pequeño despiste. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Teresa, por haber pillado el gazapo. Ya está corregido. Un gran beso

    ResponderEliminar